Feeds:
Entradas
Comentarios

El mal

Eduardo Buzzi dice ahora que la derogación de la Resolución de la 125 no los deja conformes. Dice que la Federación Agraria está peor con el no de Cleto que la situación en que hubiese quedado si se aprobaba el proyecto oficial votado en la Cámara de Diputados. Eso es cierto, y además da lugar a uno de esos análisis políticos instantáneos en los que incurro últimamente: las palabras del bigotón prueban que la torpeza política de Néstor Kirchner es lo único que puede unir a entidades con intereses tan divergentes como la FAA, la SRA, CRA y Coninagro. Muerta la 125, muerta la Mesa de Enlace. La derogación de las retenciones móviles beneficia a los que producen mucho. Los productores más chicos, que habían sido beneficiados con los reintegros, ahora están con el culo al aire. ¿Para qué mierda Buzzi mantuvo su alianza con Miguens y Llambías hasta el último día? Quién lo sabe. Tal vez se dejó seducir por la tele, tal vez se le escapó Alfredo De Ángeli, tal vez se le escapó la tortuga. La nueva situación pondrá al Gobierno frente al dilema de sus propias promesas: Si la intención era beneficiar a los más pequeños ¿por qué no mantuvieron los reintegros o modificaron el esquema del impuesto a las ganancias, la única herramienta disponible para gravar a los que más renta consiguen?;  si los chacareros son golpistas ¿por qué cedieron ante ellos y nos dejaron a toda la sociedad a merced de personajes tan nefastos?; si el Gobierno iba aceptar lo que decidiera el Congreso ¿por qué Néstor Kirchner quiso obligar a sus esposa a renunciar?. Son dudas que uno tiene, provocadas por el mal del análisis político instantáneo. Después se van.

PD: Me asombra la cantidad de gente que se quedó hasta el final de la sesión del Senado despierta. Digan que el rating se mide sólo hasta las 2 am, que si no, nos llevávamos una sorpresa.

Anuncios

(click y se agranda)

     Buenos Aires, 10 de julio de 2008 
 

AUMENTO PARA EL PERSONAL PRONOSTICADOR

DEL SERVICIO METEOROLÓGICO NACIONAL 

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner dispuso, a través de la firma del  decreto Nro 1089, establecer una suma fija no remunerativa y no bonificable mensual de seiscientos pesos ($ 600) “en concepto de adicional de apoyo meteorológico, para los agentes regidos por el Estatuto para el Personal  Civil de las Fuerzas Armadas aprobado por la Ley N° 20.239”, con el objeto de contribuir a la seguridad del transporte aéreo.

El aumento contempla a todos los agentes que prestan servicios en el Servicio Meteorológico  Nacional y efectúan tareas meteorológicas operativas como Pronosticador Meteorológico, Auxiliar de Pronóstico, Observador Meteorológico Aeronáutico o Auxiliar de Observador, en el  ámbito de los Aeropuertos o Aeródromos.

Entre sus considerandos, el documento sostiene que dicho servicio demanda del personal “una dedicación exclusiva, debido a su  trascendencia en la seguridad y eficiencia en el control de las operaciones aeronáutica”.

Se comunica también que las medidas de fuerza anunciadas por los gremios del SMN, organismo   dependiente del Ministerio de Defensa, han quedado sin efecto.

El decreto fue suscripto por el jefe de Gabinete de Ministros, Alberto Fernández y la ministra de Defensa, Nilda Garré.

Foto


Por más que quiera evitarlo, esta foto me va a caer simpática toda la vida. (click y se ve más grande)

(…) “Más allá de lo que digan los gurúes responsables de las áreas corporativas y sociales, los negocios son una fuerza de bien en sí misma: su más útil contribución a la sociedad es generar ganancias y productos. La filantropía no canoniza más al buen comerciante de lo que exculpa al malo” (…) Eso dice una nota de The Economist que reproduce La Nación referida al retiro de Bill Gates del manejo de Microsoft. Sería una tontería no dar por supuesto que The Economist es una revista que defiende la economía capitalista. Eso lo sabemos todos. Sin embargo, no deja de asombrarme que todavía haya gente lúcida que considere que los negocios son “una fuerza de bien en sí misma”. Así nomás, en sí misma, una fuerza de bien, cuya “más útil contribución a la sociedad es generar ganancias y productos”. Los negocios, sin peros, ni vergüenza, ni disimulo, ni controles del Estado, ni ayuditas legales, ni correcciones, ni llamaditas con aclaraciones, ni leyes antimonopólicas,  ni análisis histórico, ni nada: los negocios che, una fuerza de bien en sí misma.

Pan

Desde que leí este adelanto del libro de Manuel Vicent tengo ganas de entrarle a una buena rodaja de pan con tomate. Tengo el aceite de oliva rico, no es difícil conseguir buenos tomates, pero no la emboco con el pan. Creo que eso sucede porque nuestras panaderías hacen todos panes al estilo francés (baguette, mignon, etc.) y no encuentro el pan de miga pesada y cáscara gruesa que imagino ideal para semejante bocadillo. ¿Alguien sabe por qué, habiendo tanto tano y gallego en estas playas, se nos dio por importar las panaderías desde Francia? Conozco una que hace los panes de Italia en la Calle Independencia, pero desde que me mudé me queda muy lejos, lo mismo que el Horno de Medio Oriente, en donde me zampaba lo que bien saben hacer mis antepasados.